Praga en tres días. Cosas que ver y hacer.

Viajar a Praga en tres días, con sus tres noches, será suficiente para conocer los rincones más bonitos de la ciudad, su gastronomía y sus costumbres.

Ahora que se acerca la Semana Santa, es un buen momento para viajar hasta allí y disfrutar del ambiente festivo que se respira durante la Pascua.

Hoy te traigo unas recomendaciones para que tu viaje a Praga en tres días sea una experiencia inolvidable, y no se te quede nada en el tintero.

Praga en tres días. Sistemáticas.

¡Descubre todo lo que puede ofrecerte esta maravillosa cuidad!

Praga en tres días: Día 1.

Castillo de Praga.

Lo primero que hice nada más llegar a Praga fue subir al Castillo, es una de las zonas más alejadas de la ciudad, y llenita de lugares qué visitar.

El Castillo de Praga en realidad es un conjunto de edificaciones arquitectónicas rodeadas por una muralla. De camino, subiendo unas escaleras, verás horizontes tan espectaculares como este.

Antes de entrar te espera un control de policía como si de un concierto se tratase. Tendrás que enseñarle a un par de señores el interior de tu bolso o mochila.

Praga en tres días. Cosas que ver y hacer. Sistemáticas.

Sistemáticas. Castillo de Praga.

Existen varios tipos de entrada para acceder al Castillo de Praga, para mi gusto los puntos más importantes para visitar son la Catedral de San Vito y el Callejón del Oro.

Catedral Castillo de Praga.

Callejón del Oro en Praga. Sistematicas.com

Estarás tanto tiempo dentro de esta fortaleza que lo mejor es que aproveches para pedir comida en alguno de sus puestos y, si hace mucho frío, un vino caliente te ayudará a sobrellevarlo mejor.

Castillo de Praga. Comida. Sistematicas.com

El Muro de John Lennon.

Para una fanática de los Beatles, que tiene todos sus discos; que ha estado en Liverpool y ha hecho una ruta por sus casas; que lloró en The Cavern al escuchar ‘Here comes the sun’; que lleva tatuada una de sus canciones.  Para un personaje así, como yo, entenderéis que si hay algo dedicado a este grupo en cualquier ciudad a la que vaya, es de obligada visita.

Hay muchísima gente en este muro, pero no es difícil hacerse con un huequillo propio para fotografiar.

Muro de John Lennon. Praga en tres días.

Muro de John Lennon. Praga en tres días. Sistemáticas.

John Lennon Praga en tres días.

Vltava Beach. Una mini playa en el río Moldava.

Vltava Beach es una pequeña playa a orillas del río Moldava (cerca del Puente de Manes), con unas vistas espectaculares al Puente de Carlos.

Allí hay un montón de cisnes que nadan y pasean libremente por la zona. Muchos turistas les dan de comer, pero creo que recordar que había carteles que te prohibían interactuar con ellos, jeje.

La verdad es que este lugar no estaba en mis planes, lo descubrimos por casualidad. Y me alegro de que así fuera.

Vltava Beach. Praga en tres días. Sistemáticas.

Cisnes. Praga en tres días. Sistematicas.com

Disfruta de las luces de Praga.

Pasea por toda la ciudad cuando caiga el sol, en especial por el Puente de Carlos, y descubre lo bonita que es Praga también por la noche. Música, vendedores ambulantes, ilustradores… me encanta ese ambiente. Lo único malo es que el puente a esas horas está más lleno que la Puerta del Sol el día de año nuevo, pero te aseguro que disfrutarás igualmente.

Luces de Praga por la noche. Sistemáticas.

Praga en tres días: Día 2.

El Puente de Carlos.

Volvemos al mismo punto en el que lo dejamos, pero esta vez en un horario diferente. Madruga mucho. Es el mejor consejo que te puedo dar para poder pasear tranquilo por este puente y hacer alguna foto en la que no salgan al menos cuarenta y cinco cabezas. Yo llegué allí a las 8:00 y ya había bastante gente, con lo cual no pude hacer gran cosa. Pero gracias al madrugón, llegué a tiempo a otros puntos importantes que tenía en mis planes para visitar.

 

Cosas que ver y hacer en Praga en tres días. Puente de Carlos.

Puente de Carlos. Itineriario viaje Praga.

Plaza de la Ciudad Vieja. El Reloj Astronómico y la Torre del Reloj.

Una vez que hayas hecho las fotos oportunas en el Puente de Carlos, camina hacia la Plaza de la Ciudad Vieja, es el momento de visitar el centro neurálgico de la ciudad.

El Reloj Astronómico.

El Reloj Astronómico estaba en obras cuando fui a Praga. Os ahorro una foto del cacho de cartón que pusieron en su lugar. Muy a mi pesar, me quedé sin poder disfrutar de uno de los rincones más impresionantes de la ciudad :(.

La Torre del Reloj.

La Torre del Rejoj (la cual también estaba en obras) es un un mirador ESPECTACULAR al que no puedes dejar de subir. De martes a domingo, a las 9:00 en punto abren sus puertas. Si quieres tenerla toda para ti, preséntate allí a esa misma hora. Una vez dentro sube hasta el mirador en ascensor y alucina. Tendrás toda Praga a tus pies. Aprovecha y no pares de echar fotos.

Por cierto, en esta foto de aquí podéis ver el cacho de cartón que os digo, jeje.

Ayuntamiento de Praga.
Torre del Reloj desde la terraza del Hotel U Prince.
Torre del Reloj. Miradores Praga. Sistemáticas.
Iglesia de Nuestra Señora de Týn desde el mirador de la Torre del Reloj.
Torre del Reloj. Miradores Praga.
Vistas desde el mirador de la Torre del Reloj.

Hotel U Prince

A las 11:00 la terraza del Hotel U Prince estará operativa. Entra y sube por un ascensor que queda al fondo a la derecha. Si has llegado antes de las 11:00 seguramente serás el primero de la fila. Solo así podrás coger la mejor mesa de esta terraza, y la más codiciada, la que está justo junto al borde de este mirador.

Creo que cuando yo fui este sitio no era todavía muy conocido, ahora no quiero ni imaginar lo solicitado que debe estar.

A esa misma hora había bastante sol, ¡y hasta hacía calorcito! Pude disfrutar de un cóctel riquísimo y con vistazas a la ciudad. Me encanta que los planes salgan bien, jeje.

Terraza Hotel U Prince. Praga en tres días.        Hotel U Prince. Sistemáticas

Hotel U Prince. Praga en tres días.

El Tranvía de Praga.

Los lugares con tranvía tienen un encanto especial, ¿verdad? En Praga los tranvías pasan muy a menudo, así que no tendrás problema para fotografiarlo. Yo cogía siempre el metro y no me hizo falta montar en ninguno, pero también son un excelente medio de transporte para moverse por la ciudad.

Coger el tranvía en Praga. Sistematicas.com

El Barrio Judío de Praga

El Barrio Judío de Praga es una visita obligada. Tómate tu tiempo, porque tardarás unas 4 o 5 horas en conocerlo entero. Yo compré la entrada que te permitía visitar absolutamente todo, para no perderme nada de nada. Disfruta de toda la historia que te irán narrando y de las vistas del recorrido.

Ruta por las Sinagogas.

En esta ruta del Barrio Judío descubrirás un montón de Sinagogas a las que podrás acceder siempre y cuando hayas comprado la entrada que te he mencionado antes. Algunas de ellas son bonitas por fuera y preciosísimas por dentro.

Sinagoga española. Praga en tres días.
Sinagoga española de Praga.

El Antiguo Cementerio Judío.

Un lugar sobrecogedor. La falta de espacio de este cementerio hizo que tuvieran que enterrar a las personas en capas, unos encima de otros, solapándose las propias lápidas, y agolpándose aún más por el crecimiento de las raíces de los árboles bajo tierra. Parece un cementerio de esos de películas de terror.

Cementerio Judío Praga. Sistematicas.com

Muere de placer saboreado un trdelník.

Ni se te ocurra irte de Praga sin probar un trdelník, ¡están deliciosos! Cada día me metía uno entre pecho y espalda (yo no puedo vivir sin dulce). Eran bombitas de azúcar y calorías para el cuerpo, pero qué bien sentaban, tras tanta caminata, oye.

Como buena catadora de estos rulos caloríficos tan típicos en Europa Central, te recomiendo los de Good Food, Coffee & Bakery, son los mejores de la ciudad y están a pocos pasos del Puente de Carlos.trdelník en Praga. Sistemáticas

Praga en tres días: Día 3.

Isla de Kampa

Ya habíamos estado aquí, pero no la habíamos investigado en profundidad hasta el tercer día.

La isla de Kampa es la zona más bohemia de la ciudad. Por aquí hay un montón de restaurantes, puestecillos y arte urbano. Te gustará caminar por sus rincones. Puedes acceder a ella bajando unas escaleras que quedan a un lado del puente de Carlos. Es uno de los lugares que más me gustaron <3

 

Qué ver en Praga. Isla de Kampa. Sistematicas.com

Praga en tres días. Isla de Kampa. Sistematicas.com

Praga en tres días. Isla de Kampa

Parque de Kampa

Dentro de la isla de Kampa hay un parque enorme del mismo nombre. Desde aquí tienes una panorámica muy chula de la ciudad y una luz preciosa. Este lugar tampoco estaba en mis planes. Qué maravillosa sensación cuando algo te sorprende en algún viaje. Apunta este parque en tu itinerario, no te defraudará.

Praga en tres días. Sistematicas.com

Parque de Kampa. Praga en tres días. Sistemáticas.

La Torre de la Pólvora

La Torre de la Pólvora es uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad. Solo pude admirarla por fuera, sin embargo, se puede acceder a ella previo pago. Esta zona también tiene mucho ambientillo.

Torre de la Pólvora, Praga. Sistemáticas

La Casa Danzante.

La verdad es que cerca de este edificio no hay gran cosa. Yo fui hasta este punto simplemente para verlo y echarle alguna fotillo. Es curiosa la forma retorcida que tiene. Te aconsejo dejarlo para el final.

Cosas que ver y hacer en Praga en tres días. Casa Danzante. Sistemáticas

Disfruta de la gran variedad de cervezas.

Si te gusta la cerveza, estás de suerte, en Praga hay mucha variedad y están muy bien de precio. Me sorprendió ver en muchos bares carteles anunciando cerveza verde. Sinceramente no me acuerdo a qué sabía. Creo que es cerveza con colorante verde, y listo. Lo que sí recuerdo es que me gustó bastante.

Praga en tres días cerveza verde Sistematicas.com

Algunos tips para tu viaje a Praga en tres días

  • En los meses de marzo o abril las temperaturas de Praga, obviamente, no son tan crudas como en invierno, pero aunque las máximas sean de 20 grados, te recomiendo abrigo, jersey y gorro, porque cuando cae el sol hace bastante frío.
  • Muévete en metro. El centro de Praga no es muy grande y está casi todo más o menos cerca, pero hay tanto que visitar que lo mejor es que te muevas en metro. Un billete sencillo cuesta poco más de un euro, pero lo mejor es comprar un billete de tres días por unos 12 euros, seguro que lo amortizas.
  • No te cueles en el metro, hay muchos revisores, y además eso está muy feo.
  • El alojamiento en Praga es caro, necesitarás cogerlo con tiempo para luego evitar sustos.
  • Si no has probado ya la sopa goulash en otros países, aprovecha y hazlo en Praga. Yo soy muy fan de esta sopa.

 

Pude disfrutar de Praga en tres días, pero yo me hubiese quedado algunos más. Si no has ido todavía, ¡no tardes en hacerlo! ¡No te decepcionará! 🙂

.

.

.

También te puede interesar: Marrakech: Cosas que ver y hacer en la ciudad roja.

Marrakech: Cosas que ver o hacer en la ciudad roja

Deja un comentario