Corral del Nido: Una escapada rural con mucho encanto

La casa rural Corral del Nido es un pequeño paraíso en medio de un entorno rural. Pero su encanto no solo está en su interior, si no también en todo lo que la rodea. Si quieres conocer su verdadero potencial, te invito a que sigas leyendo este post.

Ya lo he dicho más de una vez, las escapadas rurales me dan la vida. Son paréntesis que nos sirven para romper con la rutina y dejar de lado por unos días las prisas de la ciudad. Solo necesitas un fin de semana libre, un buen alojamiento y una ubicación estratégica.

Hay miles de ofertas de casas rurales, el problema es que resulta difícil decidirse. Lees comentarios sobre las instalaciones, analizas fotos, miras localización pero, ¿contará con todo lo que quiero para que sea una estancia perfecta?, ¿hay algún pueblo que valga la pena visitar a su alrededor? Qué lío, sin duda necesitas una opinión más extensa que te ayude a decidir.

Aquí va mi pequeño granito de arena. Te abro las puertas de un alojamiento muy especial que hará que esa escapada sea inolvidable.

El Corral del Nido por dentro

El Corral del Nido está situado en La Carrera, un municipio de la provincia de Ávila con menos de 200 habitantes.

No, aquí no hay mucho que ver, pero atravesar sus pequeñas calles en silencio y pasear entre sus paredes desconchadas te ayudará a olvidarte del caos de la ciudad, seguro.

Sistemáticas La Carrera Corral del Nido

Sistemáticas Escapada rural La Carrera

La casa está situada en una calle poco transitada y muy silenciosa, lo cual se agradece. No hay ningún problema en cuanto a aparcar el coche, podrás dejarlo frente a la puerta de entrada.

Sistemáticas Corral del Nido_1

Nada más entrar al porche verás un pequeño espacio chill out, muy útil para las noches de verano. También hay una barbacoa, una hamaca colgante, una diana… hasta bicicletas, por si quieres dar una vuelta por el pueblo.

Todos los rincones de la casa están llenos de pequeños detalles que la hacen más acogedora de lo que ya es, y que demuestran el mimo que le ponen sus dueños para que no te falte de nada. Te sentirás como en tu propio hogar.

Sistemáticas Corral del Nido Escapada Rural

Atravesando la segunda puerta accedes al interior de la casa, bañado por una luz cálida, y con una decoración rústica salpicada de colores y toques modernos.

Por supuesto, no podía faltar una chimenea para dar más calorcito al hogar. Equipada con todo lo necesario para hacerla funcionar, aunque seas un novato en este tema, como yo, jeje. Tomarte un chocolate caliente al lado del fuego, mientras fuera hace un frío que pela, es un planazo para pasar la tarde.

Sistematicas Corral del Nido

Sistemáticas Escapada Rural con encanto

Es el turno de hablar de uno de mis temas favoritos, la comida. Me encanta comer cosas ricas, y la cesta de desayuno que te ponen en esta casa es un sueño hecho realidad. Naranjas, kiwis, manzanas, aguacates, tomates, pan de aceite, chocolate, café, mantequilla, mermelada, leche, y huevos de corral. Suficiente para todos los días ¡y buenísimo todo!

Sistemáticas Escapada Corral del Nido

Corral del Nido casa rural, desayuno. Sistemáticas

cama está separada del salón por una cristalera. A la derecha de esta se encuentra el baño, con dos duchas de hidromasaje que dan mucho juego. Yo era feliz toqueteando todos sus botones.

Sistemáticas Casa Rural Corral del Nido Ávila

Sistemáticas Corral del Nido Escapada rural 3

Y a la izquierda de la cama está el jacuzzi. Bendito rinconcito. No querrás salir de aquí. Un poco de espuma, un par de velas encendidas, una copita de cava, y pierdes la noción del tiempo. Crea adicción, te lo advierto.

Corral del Nido Sistemáticas

Y, si necesitas más información sobre este alojamiento, te dejo un enlace directo a la web de Ruralka, donde puedes leer opiniones, visualizar más fotos o realizar una reserva: Pincha aquí.

Pero, y de puertas para afuera,  ¿qué puede ofrecer la casa rural el Corral del Nido? Pues mucho, ya que su ubicación es también uno de sus puntos fuertes. Estos son todos los rincones que descubrí en tan solo dos días.

Qué ver cerca del Corral del Nido: El Barco de Ávila

A solo dos o tres minutos en coche se encuentra la localidad de El Barco de Ávila. El primer destino que no podrás dejar de visitar, por su cercanía y los preciosos rincones que te ofrece.

Como perseguidora oficial de castillos de España (y del mundo), este pueblo ya me ha ganado el corazoncito con el suyo.

El Castillo de Valdecorneja está en perfecto estado por fuera, aunque ha sido restaurado varias veces. Por lo que he leído pertenece ahora a la Casa De Alba y lo utilizan para ceremonias de la localidad.

Sistemáticas Barco de Ávila

Qué ver cerca del Corral del Nido: Candelario

A media hora de la casa se encuentra Candelario, en la provincia de Salamanca, un pueblo de montaña que te enamorará por sus fachadas de colores y sus preciosas calles empinadas. Es realmente bonito ver como la luz del atardecer se cuela por todos los huecos y rebota en las paredes de las casas. Me encantó conocerlo.

Sistemáticas Corral del Nido Candelario

Qué ver cerca del Corral del Nido: Mogarraz

Mi destino favorito, Mogarraz, también en la provincia de Salamanca. Cuando lo ves por fuera no te imaginas todo lo que guarda en su interior.

Las fachadas de sus casas están adornadas con retratos de sus propios dueños, una iniciativa del pintor Federico Maíllo que tomó como referencia las fotos de DNI que se les hizo en 1976 a todos los habitantes del pueblo para convertirlas en retratos.

Qué ver cerca del Corral del Nido: La Alberca

Quizá el más conocido y visitado  de todos los que conocí. Ya había oído hablar alguna vez de este pueblecito de Salamanca. La estructura de las casas, los escudos, los entramados de madera, todo se asemeja mucho a Mogarraz, pero la diferencia con su vecina es que La Alberca es más turística y tiene más vida.

Qué ver cerca del Corral del Nido: Meandro del Melero

Y si quieres un chute de naturaleza en vena, te aconsejo que te escapes al Meandro del Melero, un paraje natural situado en la comarca de las Hurdes, que limita con las fronteras de Extremadura y Salamanca.

Te diré que estar ahí plantado enfrente de esta estructura de la naturaleza impone. De verdad que en la foto no se aprecia su inmensidad y belleza. Solo tus ojos podrán disfrutar de esta maravilla en vivo y en directo. Y, aunque ahora está un poco seco, todavía guarda su majestuosidad. ¡No dejes de visitarlo!

Qué maravillosa experiencia viví en estos días. La casa acogedora, el precioso entorno y el trato amable y cercano con el que nos recibieron, han hecho de esta escapada una de las más especiales que he hecho hasta ahora. Y además, me recargó las pilas para empezar el año con energía.

¡Ya estoy pensando en la próxima! :D.

Deja un comentario